Detalles del proyecto

Background y Objetivos

Las enfermedades hepáticas están acompañadas de importantes alteraciones cualitativas y cuantitativas del metabolismo de lipoproteínas plasmáticas, cuya extensión e intensidad dependen del grado de daño parenquimal, colestasis o ambos. El principal objetivo del estudio fue determinar la actividad de la proteína transportadora de ésteres de colesterol (CETP) y su asociación con la composición de lípidos neutros de lipoproteínas en pacientes con cirrosis hepática y colestasis, en comparación con el control.

Métodos

Las lipoproteínas fueron aisladas por ultracentrifugación, lípidos y apolipoproteínas fueron medidos por métodos convencionales, y la composición de ácidos grasos fue establecida por cromatogafría de gases. La actividad de CETP en plasma deficiente en lipoproteínas fue medido por determinación de transferencia de esteres de colesterol [3H] desde HDL a VLDL. Las actividades de lipoproteina lipasa y lipasa hepática fueron medidas en plasma postheparaina mediante métodos radioquímicos.

Resultados

En pacientes con cirrosis hepática, se observaron niveles bajos de VLDL, HDL, apo B y Lp(a), así como un cambio en la composición de las partículas de HDL, con incremento en la proporción relativa de triglicéridos y colesterol libre. Respectivamente, los dos últimos cambios podrían atribuirse en parte a la baja actividad de lipasa hepática observada en este estudio, y a la baja actividad de lecitina colesterol aciltransferasa previamente observada en otros estudios. En pacientes con colestasis, se encontró una moderada hiperlipidemia debida a una elevación de LDL. Por el contrario, los niveles de HDL y apo A-I fueron muy bajos, reflejando una disminución en el número de partículas HDL, las cuales además tenían alterada la composición con incremento en el contenido de triglicéridos y colesterol libre en relación con apo A-I y colesterol esterificado, respectivamente. En cuanto a la composición de ácidos grasos de los lípidos de lipoproteínas, los dos grupos de pacientes mostraron, en general, una porporción menor de ácido linoleico y una elevada proporción de ácido oleico en comparación con el grupo control, cambios que fueron observados en ambos esteres de colesterol y triglicéridos. Por el contrario, la proporción de ácido oleico y palmitoleico en fosfolípidos aumentó, mientras que la de ácido esteárico disminuyó en los pacientes en comparación con el grupo control.

En pacientes con cirrosis hepática, al igual que en controles , no se observaron cambios en la composición de ácidos grasos de ésteres de colesterol, triglicéridos o fosfolípidos entre las diferentes lipoproteínas, lo cual probablemente refleja el equilibrio alcanzado por la acción de CETP. En pacientes con colestasis no se observaron diferencias en la composición de ácidos entre los fosfolípidos de lipoproteínas pero, curiosamente, los ésteres de colesterol de VLDL tuvieron un contenido de ácido linoleico significativamente menor que los de HDL, mientras que los triglicéridos de VLDL tuvieron un aumento significativo en el contenido de ácido oleico y una disminución el el de ácido linoleico de HDL. Esta diferencia en la composición de ácidos grasos de lípidos neutros entre lipoproteínas fue asociado con una disminución significativa (25%) en  la actividad de la proteína transportadora de ésteres de colesterol en pacientes con colestasis.

Conclusión

Sugerimos que la malabsorción de grasa debido al defecto biliar puede inducir una disminución en la síntesis o sección de la proteína de transferencia del éster de colesterol, que a su vez ralentizaría el equilibrio de los lípidos neutros entre las lipoproteínas del plasma.

 

 

Clin Chim Acta 248(2): 157-174. http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/0009898195062513?via%3Dihub Appreciate